Guía para alojar su propio sitio web – Cómo Hacer Páginas Web

Tan avanzado como pueda parecer inicialmente, cualquiera puede alojar su propio sitio web. Hacer esto no solo le ahorrará dinero, sino que también le dará más control. La buena noticia es que el proceso de aprender a alojar su propio sitio web es bastante fácil, por lo que no necesita tener experiencia en desarrollo web para alojar su propio sitio web. Siga para aprender cómo conectar su sitio web a un proveedor de alojamiento web en minutos.

1. Elija un sistema de gestión de contenido (CMS)

Si aún no ha decidido qué plataforma usar para construir su sitio web, el primer paso es elegir un sistema de administración de contenido (CMS). La razón es que la forma en que aloje su sitio web dependerá de la plataforma en la que esté construido. Para la persona promedio que construye un sitio web, la decisión se reduce a dos tipos principales de plataformas: WordPress o un creador de sitios web todo en uno como Wix, Squarespace o Shopify.

Las principales diferencias entre WordPress y los creadores de sitios web son la facilidad de uso, las funciones de personalización y el costo. Aunque WordPress es un CMS gratuito y de código abierto, requiere alojamiento web de terceros. Es mucho más flexible y brinda a los usuarios la capacidad de crear prácticamente cualquier tipo de sitio web con prácticamente cualquier funcionalidad. Sin embargo, es mucho más complicado de usar e implica una curva de aprendizaje bastante pronunciada. Mientras que los creadores de sitios web están diseñados para facilitar la creación de sitios web. Incluyen alojamiento web, por lo que no es necesario comprar y conectar alojamiento web de terceros.

2. Compra un servicio de alojamiento web

Si opta por WordPress, el siguiente paso es elegir un servicio de alojamiento web. Hay una serie de proveedores de alojamiento web como Bluehost, DreamHost, Hostinger e IONOS, todos los cuales ofrecen un conjunto de características similares pero ligeramente diferentes (por ejemplo, límites de almacenamiento y ancho de banda, garantías de tiempo de actividad, velocidad, contrato y precio).

Si está alojando un nuevo sitio web, vale la pena elegir un plan de alojamiento web que incluya funciones como un nombre de dominio gratuito, un certificado SSL gratuito e instalación de WordPress con un solo clic, como Bluehost. Teniendo en cuenta que si está alojando un sitio web existente, vale la pena encontrar un host que ofrezca un servicio gratuito de migración de sitios de WordPress, como Hostinger.

Para obtener información adicional y ayuda para elegir el servicio de alojamiento adecuado, consulte los mejores servicios de alojamiento web.

3. Obtenga un nombre de dominio

Si aún no tiene un nombre de dominio, obtenga su dominio directamente de uno de los mejores registradores de dominios como Namecheap, Domain.com o Google Domains. Alternativamente, puede registrar su nombre de dominio en cualquier registrador, pero su proveedor de alojamiento web puede proporcionarle un nombre de dominio gratuito incluido en su cuenta. Esto significa que no tiene que pagar tasas de registro durante el primer año de funcionamiento.

En general, es recomendable obtener su nombre de dominio de su proveedor de alojamiento web, ya que esto le ahorrará tiempo, ya que elimina la necesidad de conectar manualmente su dominio a su host. Si no sabe por dónde empezar, obtenga más información sobre cómo registrar un nombre de dominio.

4. Conecta tu dominio a tu host

El proceso de conexión de su nombre de dominio a su host varía dependiendo de dónde obtuvo su nombre de dominio. Por ejemplo, si obtuvo un nombre de dominio a través de su proveedor de alojamiento, se conectará automáticamente a su alojamiento. Si ya tiene un nombre de dominio, deberá conectar manualmente su dominio a su host.

Para hacer esto, navegue al sitio web donde compró su nombre de dominio (por ejemplo, Namecheap o GoDaddy). Desde allí, vaya a la configuración de su nombre de dominio para apuntar su dominio al servidor de alojamiento. En su cuenta de alojamiento web, debería haber recibido servidores de nombres, conocidos como servidores de nombres de dominio o DNS. Estas direcciones son donde apunta su nombre de dominio para que cuando las personas escriban «www.yourdomain.com», accedan a cualquier contenido que esté alojando en el servidor elegido.

Una vez que haya localizado los servidores de nombres, debe iniciar sesión en la configuración de su nombre de dominio y hacer clic en la pestaña «Configuración de DNS». Luego, simplemente reemplaza los servidores de nombres de dominio actuales con los que le proporcionó su host. Cuando guarde esto, su dominio comenzará a apuntar al servidor host en unas pocas horas, pero puede ser bastante instantáneo.

5. Instala WordPress (o migra un sitio existente)

El último paso del proceso es instalar WordPress en su dominio a través de su cuenta de alojamiento web. La mayoría de los principales proveedores de alojamiento web ofrecen instalación gratuita de WordPress con un solo clic, lo que permite a los usuarios conectar su dominio y plan de alojamiento web a WordPress con solo un clic. La forma en que acceda a la función de instalación con un solo clic dependerá del proveedor de alojamiento que haya elegido, sin embargo, normalmente se puede acceder a través de su cuenta de alojamiento web o cPanel.

Si ya tiene un sitio de WordPress existente y se está conectando a un nuevo proveedor de alojamiento, la forma más fácil de conectarse es mediante un servicio de migración de WordPress. Esto generalmente está disponible de forma gratuita a través de su proveedor de alojamiento web. Sin embargo, algunos hosts cobran una tarifa adicional por este servicio de migración.

Conclusión: alojamiento de su propio sitio web

La idea de alojar tu propio sitio web puede parecer abrumadora, especialmente si no tienes mucha experiencia en el campo del desarrollo web. Sin embargo, los proveedores de alojamiento web han recorrido un largo camino y ahora hacen un buen trabajo ayudando a los usuarios a alojar fácilmente sus propios sitios web. Si se encuentra con algún problema en el camino, la mayoría de los hosts ofrecen centros de ayuda completos, así como soporte en vivo, por lo que su host suele ser la primera línea de defensa cuando los usuarios enfrentan problemas.

Para obtener más información, consulte las instrucciones paso a paso sobre cómo crear un sitio web.